POSPONEN PRUEBAS DE INGRESO A LA EDUCACIÓN SUPERIOR, PERO ¿SERÁ SUFICIENTE?

Freyser Martinez/Redacción
Foto tomada de Radio Morón

Las pruebas de ingreso a la educación superior han sido aplazadas oficialmente desde el día de hoy en todo el país, debido al agravamiento de la pandemia del coronavirus, según diera a conocer el Ministerio de Educación Superior (MES) en nota informativa de esta tarde. Inicialmente previstos a desarrollarse los días 5, 8 y 11 de mayo, la medida de posponer los exámenes, aunque demorada, será bien recibida entre aquellos que catalogan de ineficientes las alternativas que el MES ha puesto a disposición de los educandos para los repasos en casa.

Ante el actual aislamiento social y el cierre de los centros de enseñanza, la solución de las autoridades ha venido de la mano de las tecnologías. En conjunto con la empresa de informática y medios audiovisuales, Cinesoft, se ha elaborado un paquete de teleclases, así como un publicitado Repasador Virtual, alojado en la plataforma del sitio web Cubaeduca, que pretende responder a las inquietudes de los casi bachilleres en esta etapa final.

La programación de los telerrepasos comenzó antes de concluir el pasado mes en coordinación con el Instituto Cubano de Radio y Televisión; así mismo la prensa oficial ha hecho propaganda del Repasador Virtual, elogiando sus presupuestas virtudes. Sin embargo, no son pocos los educandos y padres que acusan errores de contenido, fácilmente verificables en una fuente bibliográfica, en estos materiales audiovisuales. Peor suerte corre la aplicación que debería resolver gratuitamente y con la celeridad que anuncia, los problemas que en las distintas materias aparecen a la fecha, siendo bastante costoso —y me refiero al tiempo invertido— acceder a esta dirección electrónica que el servidor constantemente rechaza.

La principal preocupación de los padres parece radicar en la imposibilidad actual de interactuar con los repasadores particulares. Para nadie son un secreto las lagunas del sistema de educación cubano y cómo estos repasadores han venido a jugar un papel primordial en el ingreso a la educación superior de miles de jóvenes. Al perder el contacto con ellos las alarmas se disparan.

Algunos repasadores continúan su trabajo, al igual que muchos estudiantes, optando por las soluciones tecnológicas, a través de grupos en WhatsApp, Telegram u otras redes sociales. Esto resulta efectivo a pequeña escala, pero no se vislumbra cómo podría sustituir la presencia física del profesor que, ya sabemos, va más allá de aclarar una duda en el contenido.

Por otro lado, el acudir a las soluciones online requiere de unas condiciones de conectividad que actualmente la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) no se ha dignado a garantizar. ¿O es que debieran, profesores y estudiantes, invertir sus horarios para conectarse en la madrugada y así aprovechar las exiguas rebajas y la descongestión del tráfico de las redes de ETECSA? Y, ¿hay que asumir que todas las familias en Cuba con estudiantes que aspiran a ingresar en la universidad tienen los medios para conectarse, díganse tabletas, celulares…?

Creo que no es el momento para falsos triunfalismos como ese de la informatización de la sociedad, que deviene en villano cuando se trata de servir al pueblo para evacuar sus críticas, y en héroe cuando a las autoridades se les ocurre echar toda la responsabilidad en sus espaldas. La tal informatización, aceptémoslo, no alcanza.

Con la nueva fecha aún por definir, el resultado de los próximos exámenes de ingreso presenta un panorama desolador. Aplazarlos es algo que no tiene discusión dada la actual crisis, pero ¿será suficiente?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *