PERIODISTA MÓNICA BARÓ CITADA POR MININT EN MEDIO DE EPIDEMIA DE AGRESIONES A PRENSA INDEPENDIENTE

Yunier Gutierrez
Foto tomada del perfil en Facebook de Mónica Baró

La periodista independiente Mónica Baró fue citada en la mañana de este lunes por un agente del Ministerio del Interior (MININT), a pesar de las orientaciones de autoridades políticas y sanitarias que recomiendan el distanciamiento social ante la actual situación epidemiológica.

La citación, informada mediante llamada telefónica de número “no identificado”, corrió a cargo de un agente que se hizo llamar Jorge, quien no precisó el objetivo del encuentro y enfatizó que solo sería revelada su intención en el momento de la reunión, y que la conversación sería de sumo interés para la periodista.

“En medio de la charla le recordé a Jorge que estamos enfrentando una pandemia, no hay transporte, el gobierno nos ha pedido que nos quedemos en casa, que evitemos las reuniones”, así lo reflejó Baró en una publicación en su perfil de Facebook.

La joven periodista, ganadora del premio internacional Gabriel García Márquez en la categoría de texto periodístico en 2019 y residente en La Habana, fue incluida por el periódico español El País en la lista de las diez personas más destacadas en América Latina durante el pasado año. Actualmente Baró colabora de forma sistemática con la revista de periodismo narrativo El Estornudo.

“Yo no puedo tener una conversación confidencial con ningún miembro del Ministerio del Interior, a menos que sea una fuente de un trabajo periodístico y me solicite confidencialidad”, y “no hago nada que no pueda defender con mis ideas y cuyas consecuencias crea que no pueda asumir”, enfatizó Baró en su post.

Las razones “secretas” de la conversación pactada por el agente son conocidas para el periodista Osniel Carmona Breijo, director de Amanecer Habanero, medio de comunicación comunitario del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (ICLEP), quien fuera citado, interrogado y amenazado el miércoles 8 de abril con tomar represalias contra su esposa si publica contenido sobre la pandemia y la crisis actual que se vive en Cuba.

“Te vamos a desaparecer por tiempo indefinido, de calobozo en calabozo sin que nadie conozca tu paradero”, le repetían el mayor Alejandro y el conocido capitán Jorge, mientras permanecía detenido el pasado miércoles —durante 11 horas— en la Unidad de la Policía El Capri, por revelar informaciones en su medio acerca de la pandemia, según una publicación del Instituto Cubano para la Libertad de Prensa (ICLEP).

Así mismo Alberto Corzo, director ejecutivo de ese Instituto, fue arrestado el pasado viernes 10 de abril, e interrogado y amenazado con ser acusado de “propagación de epidemia”, causa por la cual pudiera cumplir una sanción de tres a ochos años de privación de libertad, según el artículo 187 del Código Penal en Cuba.

Durante la detención el agente Camilo “me arrestó y condujo a la Unidad de Policía de Los Arabos, donde me interrogó de forma descompuesta sobre mi trabajo como director ejecutivo del ICLEP”, comentó días atrás Corzo en una publicación.

Yusleidy Romero, periodista y directora del medio Panorama Pinareño, fue interrogada por el teniente coronel Jesús Ramón Morel Beune y amenazada de privación de libertad por publicaciones relacionadas a la actual situación epidemiológica.

Otros periodistas independientes citados por las autoridades durante la reciente epidemia de coronavirus, a pesar de las medidas de aislamiento social recomendadas por Salud Pública, fueron Waldo Fernandez Cuenca, Yoe Suárez y Camila Acosta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *