EMPRENDEDORES EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Freyser Martinez
Imágenes: capturas de pantalla de algunos de los productos anunciados en Internet y brindados a domicilio en Camagüey

Los llamados “emprendedores” o trabajadores por cuenta propia, son un sector que, a pesar de su vulnerabilidad frente a la hegemonía de la economía estatal, han demostrado ingenio para mantener a flote sus negocios en medio de la epidemia del coronavirus que vive la nación. Algunas de las iniciativas de los cuentapropistas han incluido en este tiempo los servicios a domicilio, como en el caso de varios restaurantes privados en la ciudad de Camagüey, una alternativa valiosa para la permanencia en casa de las familias.

Un ejemplo de este empeño es el restaurante El Tremendo, ubicado en la céntrica calle San Esteban, hoy funcionando a media máquina y con el constante reto que supone no solo la creatividad para afrontar la nueva realidad, sino también la escasez de mercancías y el peligro de comprar grandes cantidades y ser multado o enjuiciado por las autoridades como “acaparador”. Quien administre un restaurante, o cualquier otro establecimiento en el que se expenda comida, debe analizar cómo mover las piezas en el complejo escenario actual.

Bajo esta presión El Tremendo hace entregas de comida a domicilio. Entre sus ofertas están: fricasés de carnero, costillas fritas, arroz frito, arroz amarillo, todo acompañado de viandas y ensaladas, con un precio que oscila entre los 100 y los 125 pesos en moneda nacional (MN). También ofertan pizzas familiares de tocineta, con un costo de 200.00 pesos MN. Las entregas a cualquier parte de la ciudad son gratuitas.

El uso de las tecnologías, y en particular de la mensajería instantánea, ha sido aprovechado por el restaurante Bar Casino, también en Camagüey, como una opción para promocionar sus servicios. Cada día suben las ofertas a las redes y los pedidos pueden realizarse mediante llamadas telefónicas o WhatsApp. Luego se efectúan las entregas a domicilio que en el centro de la ciudad tienen un valor de 10.00 pesos MN y en la periferia pueden llegar hasta 25.00 pesos MN.

Los llamados “copiadores” del “paquete de la semana” se suman a similares iniciativas y en la mensajería instantánea existe un grupo para pedir este servicio a domicilio. En esa tela de araña de la conectividad los comercios “underground” continúan vivos. Los recargadores de móviles agregan la posibilidad de efectuar los pagos mediante Transfermóvil y expanden las posibilidades de diversas recargas.

Esta última vía está siendo utilizada por repasadores y profesores de idioma particulares. Tal es el caso de Luis Delgado, profesor de idiomas del municipio Banes, en Holguín. Este profesor sube los contenidos mediante diapositivas y las explicaciones en grabaciones de voz. En otro horario está disponible en el chat para esclarecer dudas y revisar en el grupo los trabajos asignados a sus alumnos.

Todos estos emprendedores constituyen un sector que resiste los ataques de quienes les quieren imponer una camisa de fuerza, muchas veces con el propósito de opacar su éxito y desviar la atención del fracaso de esa economía paralítica que representa el estado. Sin embargo, para los independientes todo fluye incluso en la crisis actual, de manera espontánea, sin condicionamientos políticos. La competencia genera una mayor creatividad y diversidad de precios, publicidad y servicios, factores indispensables en estos tiempos y por los que debemos apostar en el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *