ARIEL RUIZ URQUIOLA SE DECLARA EN HUELGA DE HAMBRE Y SED ANTE LA OFICINA DE DERECHOS HUMANOS DE LA ONU

Yunier Gutierrez
Imagen tomada del perfil en Facebook de Omara Ruiz Urquiola

En el día de hoy, Ariel Ruiz Urquiola se declaró en huelga de hambre y sed con el fin de denunciar las acciones de daño a la salud cometidas por el régimen cubano contra él y su hermana Omara Ruiz Urquiola. Su acto tuvo lugar en las afueras de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra.

En una carta dirigida a Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Ruiz Urquiola expresó que su único objetivo es que se le escuche como víctima de tortura de un “gobierno” que ha sido reconocido como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) desde su creación.

“Como la Asamblea General encomendó al Alto Comisionado y a su Oficina la misión de promover y proteger todos los derechos humanos de todas las personas, yo esperaré humildemente frente a su institución pública con sede en el palacio de Wilson, a mi oportunidad para ser escuchado”, declaró en la carta dirigida a Bachelet.

Ruiz Urquiola, quien en mayo de 2018 cumplía un año de condena en prisión por supuesto desacato, acusa públicamente al régimen cubano de haberle inoculado el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en una inyección de glucosa concentrada, mientras consumaba una huelga de hambre como protesta a la injusta sanción. El doctor en biología permaneció en aquella oportunidad hospitalizado en la sala de cuidados para reclusos del hospital Abel Santamaría, en la provincia de Pinar del Río, por lo que el hecho pudo ocurrir en este lapso, según ha declarado en publicaciones anteriores en sus cuenta de Facebook.

En la carta presentada a la ACNUDH también se denuncia el empleo dudoso de sustancias placebos en el tratamiento contra un cáncer de mamas de la paciente Omara Ruiz Urquiola, en lugar de la consabida inmunoterapia suministrada a los pacientes de esta enfermedad en hospitales del Sistema de Salud Pública en la isla.

“Múltiples han sido los crímenes directos de la dictadura cubana contra mi persona y mi hermana desde 2003 y 2005 respectivamente”, manifestó el científico, quien finalizó la misiva que pretende exponer el caso “ante los ciudadanos que aún creen en la ONU, usando su plataforma de plenarias”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *