EL POLVO DEL SAHARA CUBRE A CAMAGÜEY Y OTRAS CIUDADES DE CUBA

Ricardo Fernández Izaguirre
Fotos: Henry Constantin

En el regreso a la “nueva normalidad”, la ciudad de Camagüey recibió este fenómeno climático con las calles llenas y las extensas colas para adquirir alimentos.

La llegada de nubes de polvo del Sahara no ds un fenómeno nuevo, y los cubanos han sido por años casi indiferentes a su presencia. “Cada año, en especial durante la segunda quincena de junio, el mes de julio y la primera quincena de agosto, varias oleadas de polvo del Sáhara se trasladan por el Atlántico y llegan al mar Caribe y el Sudeste de los EE.UU”, posteó el meteorólogo José Rubiera en su facebook. “Como vienen acompañadas de un aire muy seco, son las responsables de que en este período disminuya la lluvia, no tengan desarrollo las ondas tropicales, y se produzcan muy pocos ciclones tropicales en el Atlántico Tropical, desde África al Caribe”.

Una vez emergidas del continente africano, las tormentas de polvo avanzan en dirección oeste bajo el flujo de los vientos alisios, propagándose por el océano Atlántico hasta alcanzar el mar Caribe. La característica más llamativa es el color del cielo, con nubes blancas que imitan las tonalidades de la bruma en el invierno europeo. En nuestra situación geográfica, la nubosidad es generalmente de color oscuro y termina en tormentas, al contrario de lo que sucede hoy sobre los camagüeyanos que se aglomeran en las colas.

“Sin embargo, hay otros efectos que hay que tener muy presentes”, explicó el meteorólogo José Rubiera. “Al ser el polvo un contaminante atmosférico y aparecer en altas concentraciones, el polvo llega al aire que respiramos, lo que ocasiona trastornos, especialmente en personas asmáticas o alérgicas, que debe extremar sus precauciones; también puede presentarse tos, inflamación de garganta, ojos rojizos, llorosos y con escozor”.

Mientras pasa la nube de polvo del Sahara, Cuba vive unos días con el horizonte más gris que de costumbre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *