134 PRESOS POLÍTICOS CUMPLEN SANCIONES IMPUESTAS POR EL RÉGIMEN CUBANO, SEGÚN CUBAN PRISONERS DEFENDERS

📷 Yunier Gutiérrez

El informe mensual de la organización Cuban Prisoners Defenders (CPD) —con cierre del mes de junio— dio a conocer los nombres, causas, condenas y situación actual de 134 presos políticos condenados por el régimen cubano, así como el trabajo que realizan las organizaciones internacionales para exigir mejores condiciones de vida y la liberación de los reclusos en cárceles de la isla.

La lista actualizada reflejó tres nuevos ingresos el pasado mes. Augusto Guerra Márquez, miembro del Movimiento Opositores por una Nueva República (MONR), sancionado a cuatro años de privación de libertad por supuestos delitos relacionados con juegos prohibidos; Adrián Curuneaux Stevens, también del MONR, cuatro años por “atentado” —sanción pendiente— y Keilylli de la Mora Valle, de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), condenada a un año y seis meses en un juicio sumario por “propagación de pandemia”.

En una declaración acompañada de la lista de prisioneros, se destaca la situación vulnerable y los abusos cometidos contra los presos políticos Silverio Portal Contreras (activista independiente) y Aymara Nieto Muñoz (miembro de Damas de Blanco y UNPACU); ambos condenados a cuatro años de privación de libertad por “desacato y desorden público”. El primero fue víctima de una parálisis debido a golpizas propinadas por los carceleros, en la que perdió la visión de un ojo durante el encierro en una celda de castigo. La segunda fue trasladada el pasado mes de marzo a más de 600 kilómetros de distancia de su familia y también encarcelada en una celda de castigo y golpeada por una de sus carceleras.

Este medio contactó con Adolfo Fernández, ex prisionero político, quien nos amplió sobre la situación actual y los problemas más comunes que presentan los reos en el cumplimiento de las sanciones.

“La situación actual es incluso mucho peor que de costumbre porque a la usual falta de derechos, pobre atención médica, pésima alimentación, hacinamiento, abusos, castigos corporales, utilización de presos comunes para hostigar a los (presos) políticos y represión contra los familiares (…) se suman las medidas que se toman en la situación de la actual pandemia”, aseguró.

El preso político con mayor tiempo en prisión, José David Hernán Aguilera, sancionado a treinta años de privación de libertad por “piratería”, cumple veintisiete años y ciento cuarenta y siete días tras las rejas en el centro penitenciario de Kilo-9, en Camagüey. Su compañero de sanción, Raúl Manuel Cornel de la Rosa, —ambos condenados a treinta años por la misma causa— fue excarcelado por motivos humanitarios el pasado 29 de mayo bajo libertad condicional, luego de cumplir veintisiete años y ciento catorce días, según informó CPD en su informe.

Luego de consumar más de veintiún años en prisión, el prisionero Ernesto Borges Pérez, con una condena de treinta años de celda acusado de espionaje, presenta pérdida de la visión, en espera de una condonación de la pena impuesta y recibir el beneficio de la libertad condicional.

Iván Hernández Carrillo, ex prisionero político y miembro de CPD, dio a conocer a este medio el estado quebrantado en el que se encuentra el recluso Miguel Díaz Bouza, condenado a treinta años de privación de libertad por actos en contra de la seguridad del estado, al cumplir el pasado mes de marzo setenta y siete años de edad y consumar veintiséis años de su sanción en el centro penitenciario El Pre, en la provincia de Villa Clara.

Entre los presos políticos más longevos —incluidos los mencionados Hernán Aguilera, Borges Pérez y Díaz Bouza— cumplen sanciones en cárceles del régimen Claro Fernando Alonso Hernández, acusado por el delito de insubordinación y espionaje, y Humberto Eladio Real Suárez, acusado por actos en contra de la seguridad del estado, todos con más de veinte años vividos tras las rejas y sentenciados a treinta años de privación de libertad.

El recluso Félix Palmero Monzón Álvarez, de 77 años de edad y condenado a diez años de privación de libertad por el delito de “actos y financiamiento del terrorismo”, es el prisionero con mayor edad tras las rejas. Mineras que Noé Martínez Avilés, de 19 años de edad y condenado a cinco años y seis meses por el delito de atentado, es el prisionero político con menor edad y se encuentra actualmente bajo el régimen de trabajo forzado sin internamiento.

Cuban Prisoners Defenders exhibe en el listado 72 prisioneros convictos de conciencia acusados por falsos delitos; 34 condenados de conciencia con libertad extrapenal, prisión domiciliaria, trabajo forzado sin internamiento y reclusión domiciliaria; así como 28 penados políticos —no enmarcados en las categorías anteriores— sin derecho a liberación ni indulto anticipados, entre ellos doce sancionados con cadena perpetua.

Las provincias con mayor representación de presos políticos en los centros penitenciarios son La Habana (39), Camagüey (13), Santiago de Cuba (8), Pinar del Río (8), Villa Clara (6), Matanzas y Las Tunas (5), mientras que la organización política UNPACU exhibe la mayor cantidad de miembros sancionados, acusados la mayoría por supuestos delitos de atentado y desacato a la autoridad, impago de multas, desobediencia, resistencia y desorden público.

Imágenes tomadas de Facebook de los presos políticos Keilylli de la Mora Valle (perfil), Raudel Arias Valerino (perfil), Martha Beatriz Roque Cabello (perfil), Silverio Portal (post de Lucinda González Gómez), Adrián Curuneaux (post de José Díaz Silva), Roberto Quiñones Haces (post de Lynn Cruz), Ernesto Borges (archivo familiar), José Rolando Casares Soto (Mesa de Diálogo de la Juventud Cubana), y Yeosandro Ochoa (perfil). De www.unpacu.org: Fernando Vázquez Guerra, Yosvany Sánchez Valenciano, Emeregildo Duvergel, Maykel Herrera Bone, Bianko Vargas Martin, Aymara Nieto Muñoz, Wilson Qintero Cabrera, Isain López Luna, Yasmani Ovalle León, Luis Ángel Leyva Domínguez, Edilberto Arzuaga Alcalá y Eider Frómeta Allien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *