“MIEDO, FRUSTRACIÓN, MISERIA, HAMBRE”: DENUNCIAN LOS POBLADORES DE BAUTA SOBRE LA REALIDAD DEL CONFINAMIENTO

✍🏻 Yunier Gutiérrez

El municipio artemiseño de Bauta se encuentra bajo estricta vigilancia epidemiológica al convertirse en el epicentro de la pandemia del coronavirus en los últimos días. El regreso a la cuarentena y el total aislamiento de su pueblo se produjo tras el evento de transmisión local que tuvo lugar en ese municipio y que ya suma 75 pacientes contagiados, unos miles en investigación y otros municipios, como Caimito y Playa Baracoa en vigilancia. Una situación lamentable en un momento en el que la crisis económica que atraviesa el país no parece solventar las necesidades de la población en confinamiento.

“Bauta está bajo cuarentena y la gran mayoría de las personas no tiene ninguna culpa de lo sucedido y están pagando con miedo, frustración, miseria, hambre… y según me informa mi mamá que es de allá, no están dando nada de carácter gratuito”, publicó el usuario J Maikel Glen en su cuenta de Facebook, al referirse a los precios de módulos de aseo y alimentos (450 CUP ó 18.00 CUC), y al costo de una cajita de comida (25.00 CUP ó 1 CUC) vendidos por las autoridades a los habitantes del territorio.

“La col no sirve, la boté, el mango podrido, los plátanos es lo único que está aceptable”, dijo en Facebook Mariela Fiallo, una bautense, refiriéndose a los productos agropecuarios que suministró un camión del estado en su zona.

“Las calles permanecen vacías y los pobladores están amenazados con ir a prisión si incumplen con las medidas de confinamiento, solo se pueden adquirir alimentos mediante pago en efectivo suministrados por las autoridades en la puerta de cada vivienda y hay días en los que no abastecen”, asegura a este medio, vía Messenger, el usuario Sirianni Alejandro Álvarez.

Yudith Ortiz, hija de una paciente de 53 años de edad confirmada con el virus el pasado día 20, desmintió la versión ofrecida por medios informativos cubanos y divulgada en las redes, acerca del origen del foco en una fiesta religiosa. Pide, además, que se aclare dicha confusión asegurando que en dicha fiesta —“hasta el momento”— no se ha confirmado ningún caso positivo entre los participantes, según averiguaciones de la joven. “Hasta ahora no se sabe quién pudo contagiar a mi madre, no sabemos si fue en una cola, o algún amigo más joven —asintomático— que haya entrado a la casa”, declaró Ortiz en una publicación en el grupo “Gente de Bauta”, en Facebook.

En este grupo es posible encontrar variada información sobre las condiciones de vida de los ingresados en hospitales y centros de aislamiento, así como del abastecimiento precario de la población bautense, con el apoyo de imágenes que denuncian explícitamente la situación.

Por su parte el gobernador de Artemisa, Ricardo Concepción Rodríguez, anunció el paso de su provincia a la fase tres del “desescalonamiento” post pandemia, a pesar de la ocurrencia de estos sucesos vinculados al coronavirus en tres municipios de ese territorio occidental.

(Fotos de los perfiles en Facebook de Sirianni Alejandro Álvarez y Mariela Fiallo compartidas en el grupo “Gente de Bauta”, sobre las condiciones de locales de aislamiento, módulos de comida y calles en Bauta durante la actual cuarentena).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *