DENUNCIAN EXCLUSIÓN DEL DOCTOR ÁLVAREZ CAMBRAS EN LA HISTORIA OFICIAL DE LA ORTOPEDIA EN CUBA

✍️ Mario Ramírez
📷 Tomado de www.escambray.cu

Varios allegados al doctor Rodrigo Álvarez Cambras, eminente ortopédico y traumatólogo cubano, denunciaron su exclusión de una “Historia de la Ortopedia y la Traumatología en Cuba”, según se supo este lunes por una publicación en Facebook de la periodista Julia Osendi. El documento, del que no se declaran los autores, y que aparece en la web de Infomed desde 2018, consta de seis páginas donde se “salta” el trabajo de Álvarez Cambras, según denunció recientemente el doctor Liván Peña Marrero, especializado en esa rama de la medicina.

La exclusión, según declaró Osendi, ha sido repudiada por el personal del hospital habanero Frank País García, donde transcurrieron los últimos años de la vida profesional del galeno. La jubilación del doctor en este centro, hace cuatro años, fue otra de los temas tratados por la periodista, quien declaró que “no estuvo exenta de tristeza, pues aunque él a sus 82 años personalmente había solicitado la misma, no se materializó en los mejores términos”. Expulsado y desalojado del hospital en el que laboraba desde enero de 1969, en octubre del año pasado no fue invitado al Congreso Cubano de Ortopedia, un evento del que fuera fundador y guía.

El doctor Álvarez Cambras, popular por su vínculo al proceso revolucionario cubano y al movimiento deportivo, ostentó las mayores distinciones que otorga el régimen cubano, entre las que destaca el título honorífico de Héroe del Trabajo. Desde 1956 trabajó en el hospital Calixto García y fue fundador de los centros Fructuoso Rodríguez y del Complejo Científico Ortopédico Internacional Frank País, donde se atendieron a las principales personalidades del deporte, la cultura y la política oficial de la isla. Creó, además, la Sociedad Cubana de Ortopedia y Traumatología, donde ahora se publica la historia que lo excluye.

“Ojalá y la rectificación venga pronto y el próximo 22 de diciembre el eminente profesor pueda cumplir felizmente sus 86 años. Hechos como éstos me imponen necesariamente una pregunta: ¿qué legado, qué ejemplo, que conducta a seguir le estamos dando a los jóvenes médicos cubanos?”, concluyó Osendi.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *