PASTOR CUBANOAMERICANO ASEGURA QUE AYUDA HUMANITARIA DE «SOLIDARIDAD ENTRE HERMANOS» FUE CONFISCADA POR EL RÉGIMEN

✍ Mario Ramírez
📷 www.elnuevoherald.com

La ayuda humanitaria enviada desde Miami fue confiscada por el régimen cubano, denunció esta tarde Hispania Bible Church, la iglesia responsable del envío del cargamento. En una conferencia de prensa en el Miami City Hall, y transmitida vía Facebook desde la página de Cuba Decide, el pastor Mardoqueo Jiménez aseguró que durante los últimos meses se hicieron todos los reclamos posibles por parte de su iglesia.

“Con gran pena me veo obligado a hacer esta declaración pública para hacerles saber a todos que las autoridades de Cuba han confiscado la totalidad de las donaciones. A pesar de cumplir con todos los permisos y regulaciones requeridos en Estados Unidos y en Cuba, la carga no fue entregada a sus destinatarios”, dijo el pastor, representante de Hispania Bible Church.

Desde su arribo en agosto pasado, el cargamento se encontraba retenido en la zona de descargas del puerto del Mariel. Según Jiménez, los oficiales y la compañía embarcadora le aseguraron que en este momento «los contenedores están en manos de las autoridades de la isla», y que por tanto «ya no se pueden rastrear”.

La iniciativa de la ayuda, que partió del proyecto «Solidaridad entre Hermanos», incluyó a varias iglesias de distintas denominaciones dentro de la isla, quienes enviaron a representantes para pedir la entrega del cargamento a las autoridades del régimen. Sin embargo, el pastor aseveró que “la Aduana se ha negado desde hace cuatro meses a entregar los contenedores y a ofrecer cualquier explicación a sus dueños”.

Esto último es prueba, según declaró, de que “la ayuda humanitaria enviada con tanto amor y sacrificio por personas y organizaciones de buena voluntad desde Estados Unidos ha sido robada por el gobierno que hay en Cuba».

Destinada a favorecer a 15000 familias necesitadas en Cuba, y con una red de más de 25 puntos de distribución en el territorio nacional, Mardoqueo Jiménez expresó para concluir que «solo nos queda exigir públicamente al régimen de La Habana que devuelva al pueblo lo que al pueblo pertenece”.

El pasado mayo la Fundación para la Democracia Panamericana, en coordinación con la Alcaldía de Miami, y con la participación de Rosa María Payá, principal promotora de Cuba Decide, lanzaron la campaña «Solidaridad entre Hermanos», con la cual se recaudó fondos y materiales de primera necesidad para ayudar a 15000 familias cubanas, inscritas de manera online, durante la crisis humanitaria que se agudizó con la pandemia del coronavirus.

Utilizando como vía a algunas iglesias nacionales, los organizadores pretendían hacer llegar la ayuda a estas familias, sin la interrupción de las autoridades. No obstante, en agosto se supo que el cargamento fue retenido en el puerto del Mariel, y organizaciones proestatales como el Consejo de Iglesias de Cuba, manifestaron su rechazo. Otros, como la Iglesia Católica, han mantenido silencio público sobre el tema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *