CUBA: LA COSTUMBRE KAFKIANA DE HACER COLAS

✍🏻 Freyser Martínez
📷 Neife Rigau

En pocos días terminará un año que ha lastrado a la humanidad. Nuevos retos nos han sido impuestos durante todo este 2020 para lograr enfrentar y sobrevivir a una de las peores pandemias de la historia. Algo que no solo se reduce al ámbito médico, sino a todas las esferas de la vida.

En Cuba gradualmente se han ido incorporando nuevas “rutinas”, estrategias para la economía, militarización en las calles y una intensificada represión contra la sociedad civil. Pero no me propongo escribir un balance de cierre de año.

El pasado jueves fue el pico más elevado del contagio por la COVID -19 en nuestro país, sin embargo, aun cuando salimos a las calles vemos las mismas aglomeraciones del inicio de la epidemia. Si bien es cierto que las carencias de los productos más elementales, obliga al cubano a invertir la mayor parte de su día en las colas.

En esta, la llamada “era de las comunicaciones” y con una necesidad tan acentuada de información, ¿cómo es que no existen simples páginas web donde los clientes puedan acceder en tiempo real a la oferta de esas entidades de venta, a su suministro y precios? ¿Es tan difícil?

El ingenio de los cubanos se ha manifestado en redes sociales cuando, debido a la ausencia de este servicio, se han creado grupos como los ya tipificados “Revolicos”. Usted sólo debe teclear en el buscador de uno de estos grupos, verbigracia, “Revolico MLC”, y obtiene la información que no le brinda el omnipotente estado, que en realidad no tiene ningunas ganas de informar. Incluso pude enterarse de lo que sacarán en las tiendas al día siguiente y si ya se agotó la venta.

Inobjetablemente esto reduce en mucho la azarosa tarea de hacer colas, la mayoría de las veces sin siquiera estar seguros de qué van a vender, o si podremos comprarlo. La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba, o cualquier otra entidad de ese tipo, poseen los recursos para implementar una iniciativa que ayude en este objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *