ABUSO INSÓLITO: INDIVIDUO EN CAMAGÜEY OBLIGABA A SU MUJER A FILMAR PORNOGRAFÍA CON OTRAS PERSONAS

✍🏻📷 Inalkis Rodriguez Lora.

☑️ Al menos dos menores y otra decena de personas involucradas en los hechos.
☑️ Cigarros encendidos y amenaza de muerte a un hijo de la acusada, entre los modos de violencia.

En Camagüey se encuentra preso, en espera de juicio desde noviembre, un residente del municipio Najasa a quien su esposa acusó de obligarla a tener sexo con otras personas, y de torturarla.

Yunior (cuyo apellido ocultamos para proteger la identidad de su mujer, la víctima), el supuesto autor de los hechos, vivía con ella en el poblado El Pilar, de Najasa. Según una fuente cercana a la denunciante, que prefiere el anonimato, la mujer se escapó de su propia casa porque él la tenía amenazada de muerte si no acedía a las prácticas sexuales que él ordenaba, y que incluían filmación y venta a través de Internet a terceros no identificados. La noche de la huida, ella entró a casa de la primera secretaria del Partido Comunista en el municipio, vecina de la pareja, y desde allí se comunicaron con la policía, para hacer la denuncia. Otra fuente refiere que el hecho preciso que provocó la fuga de la mujer, es que Yunior la estaba obligando a tener sexo con dos pepinos sacados de su propia huerta.

Una de esas fuentes refiere que Yunior, hombre de 43 años y que se dedicaba a otros negocios ilegales, torturaba a la mujer, encendía dos cigarros y se los iba pegando en el cuerpo, quemándola. También le daba golpes. Agrega la fuente que la víctima un día le enseñó marcas en el cuerpo de golpes que él le había dado.

Pero la actividad más común en la que todas las fuentes involucran a Yunior es que este -en principio ayudado por su mujer- buscaba mujeres y hombres para que se acostaran con ella. Él tenía huecos en las paredes del baño que daban para el cuarto, allí se escondía y filmaba o fotografiaba a su esposa con la otra persona mientras tenían sexo. Los visitantes no sabían que eran grabados, Yunior fingía alejarse en su moto, pero luego regresaba en silencio u empezaba a filmar. Lo grabado se lo vendía a una persona en el extranjero que tenía un negocio con eso, cuenta una fuente.

Las fuentes consultadas coinciden en que aunque parecían ser una pareja feliz, con 22 años de matrimonio, en los últimos tiempos habían estallado los problemas. Refiere un vecino de la pareja que había escuchado una discusión en que Yunior amenazaba a su mujer con «arrancarle la cabeza» al hijo mayor de ella si él entraba a la casa a defender a su madre. La pareja tiene dos hijos en común, uno de ellos menor de edad, cuya situación durante las escenas de abuso denunciadas, se desconoce.

Al menos tres conocidos que aparecían en fotos o videos encontrados en la laptop de Yunior fueron llamados a declarar. Pero además, una fuente afirma que hay al menos dos menores de edad involucrados en los hechos del caso. Nuestro medio intentó conversar con la víctima, pero su casa se encuentra cerrada con ella dentro, y alegan sus vecinos que casi no sale. También La Hora de Cuba contactó vía telefónica con la unidad policial de Najasa, donde estuvo detenido el acusado en un primer momento, pero el oficial de carpeta dijo que el detenido estaba en «el Técnico» (Unidad Técnica de Investigaciones Criminales y Operaciones, en la ciudad de Camagüey), y que no era posible comunicarse con el agente Falls, instructor del caso, por encontrarse este de vacaciones.

El deficiente trabajo preventivo del Ministerio del Interior, la nula cobertura de los medios estatales a los delitos de género, la predominante cultura machista en Cuba, así como la ausencia de mecanismos de denuncia y defensa efectivos, de fácil acceso y que brinden seguridad a las víctimas, son algunas de las causas de que los delitos de género en Cuba sean frecuentes. Solo en lo que va de enero de 2021, en Cuba se reportaron en medios independientes cuatro asesinatos de mujeres a manos de su pareja o expareja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *