“NO SON SOLO LOS COMUNISTAS LOS QUE DAN LA VIDA POR CUBA”, JÓVENES CATÓLICOS HACEN HOMENAJE A JOSÉ ANTONIO ECHEVERRÍA


🎥 Video tomado de la página en Facebook Pensemos Juntos

Un grupo de jóvenes católicos cubanos han hecho un homenaje en el lugar donde cayó José Antonio Echevarría, calle Jovellar entre L y K del Vedado habanero, hoy cuando se cumplen 64 años de la muerte violenta del líder estudiantil.

A las 12 del mediodía de este sábado, 11 personas comenzaron la actividad, que fue presentada por el profesor universitario y físico Joeluis Cerutti, el cual recordó que “no solo los comunistas son los que dan la vida por Cuba”, y que “como José Antonio Echeverría, queremos que nuestro amor a Dios nos lleve a amar a Cuba con todas sus consecuencias”. Cerutti, que vive en La Habana, hace frecuentes y agudas críticas desde su perfil en Facebook a los enfoques de la televisión estatal sobre problemas del país.

Luego, rezaron el ángelus, y acto y seguido, el documento conocido como testamento político de José Antonio Echeverría fue leído por el historiador y también profesor universitario Leonardo Fernández Otaño -el mismo que leyó el mensaje de los jóvenes al papa Francisco durante la primera visita de éste a Cuba.

Entonces, los jóvenes –acompañados también por los sacerdotes Eduardo Llorens y Léster Zayas- continuaron con el rezo del rosario, y terminaron sin incidentes la reunión. Según uno de los presentes, los organizadores decidieron no pedir ningún permiso a las autoridades, a pesar de que estas lo exigen casi siempre para eventos en la calle organizados por miembros de la Iglesia Católica.

El evento fue trasmitido en directo desde Pensemos Juntos, página en Facebook de administradores no públicos, y desde la que también se lanzaron meses atrás las cartas promovidas por jóvenes y sacerdotes católicos en contra de la violencia y el acoso a los huelguistas de San Isidro y -el pasado enero- la que abordaba críticamente diversos problemas por los que atraviesa Cuba.

José Antonio Echeverría, estudiante de arquitectura y presidente de la Federación de Estudiantes Universitario (FEU) durante la dictadura batistiana, cayó durante un intercambio de disparos con agentes de la Policía Nacional, el 13 de marzo de 1957 y tras salir de la emisora Radio Reloj. En ella, después de tomarla por la fuerza, había leído un llamamiento a la insurrección contra Batista, mientras otros compañeros suyos (miembros del Directorio Revolucionario, organización clandestina armada fundada por José Antonio) atacaban el Palacio Presidencial con el fin de ejecutar a Batista. La acción terminó en fracaso, al salvarse el dictador por un túnel secreto y morir ese día o en la persecución policial desatada en los siguientes la mayoría de los asaltantes, entre ellos Echeverría. El fin de José Antonio, cuyo catolicismo práctico (acudió a misa el día del asalto), anticomunismo, liderazgo público y negativa a subordinarse a Fidel Castro eran conocidos, es visto popularmente como uno de los elementos internos que facilitó la instauración del comunismo en Cuba.

Aunque las autoridades cubanas también conmemoran luctuosamente los sucesos del 13 de marzo, es siginificativo que un grupo de jóvenes autoconvocados lo hagan de igual forma, en una época de grave crisis nacional y precisamente cuando cada vez más voces desde el interior de la Iglesia Católica cubana se alzan en desafío de las acciones de la actual dictadura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *