CAMAGÜEY CONTINÚA EN ALARMA POR COVID-19

✍️ Mario Ramírez
📷 cuerpo de guardia del Hospital Provincial de Camagüey (Henry Constantin)

Desde marzo pasado Camagüey vive las peores jornadas de la epidemia del coronavirus en el territorio, como parte del alza de la enfermedad que a nivel nacional alcanza cifras preocupantes. Luego de una leve mejoría a comienzos de abril, este mes y los primeros días de mayo han disparado las alarmas de la ciudadanía, las autoridades y el personal médico en la provincia.

Un evento de trasmisión local por negligencias en el protocolo de bioseguridad del Hospital Provincial Manuel Ascunce Domenech habría dejado una cifra de 84 contagios y al menos 7 fallecidos, en los últimos 15 días, tras el análisis de 1358 muestras, según reportó el jueves pasado el doctor Alfredo Leal, a cargo de los partes oficiales en el territorio.

Desde esa información se han reportado otros 169 casos y tres nuevos decesos, hasta el día de hoy, para una estadística general de la provincia de 28 fallecidos y 3678 contagiados para una mortalidad del 0.72 % desde el comienzo de la pandemia, en marzo de 2020.

A pesar de las medidas restrictivas implementadas el pasado 20 de febrero en la capital provincial, muchas de las cuales permanecen vigentes, 22 de los 28 fallecimientos por COVID-19 han tenido lugar entre los meses de marzo y mayo. Además de la aparición de focos en otros municipios como Vertientes y Esmeralda.

Tres focos sin contacto aparente, según informaron las autoridades provinciales, fueron detectados en los últimos quince días, por lo que la posibilidad de la propagación del virus por cadena de infecciones es cada día más tangible.

Con poco más de 300 casos importados durante toda la pandemia, la transmisión autóctona sigue siendo la principal fuente de contagio en la tierra agramontina, en cuyos hospitales se han recibido en múltiples ocasiones pacientes de las provincias de Ciego de Ávila y Las Tunas.

Otra cifra alarmante es la cantidad de pacientes en edades infanto-juveniles, que ya supera los 350. Aunque no se ha tenido que lamentar el fallecimiento de ningún menor en la provincia, un reportaje del periódico local Adelante daba cuenta este viernes de los traumas en los niños contagiados con el SARS-CoV-2, entre los que se pudo detectar «trastornos del comportamiento y del sueño, ansiedad, inquietud y falta de concentración», según declaró la doctora Yamina Rivero Fernández, especialista de 2do grado en Pediatría del Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte Piña.

Para comienzos de abril se informó de la aplicación en el municipio Camagüey de las primeras dosis del candidato vacunal de producción nacional Abdala, a suministrarse en un inicio sólo al personal de la salud, con tres dosis espaciadas a 14 días. Considerada como la fase III de los ensayos clínicos de esa vacuna, aún no se han constatado en la prensa oficial los resultados de este proceso en la ciudad de los tinajones, que hasta la fecha ha sido considerado «exitoso» en La Habana y los municipios orientales de Bayamo, Santiago de Cuba y Guantánamo.

✅ Síguenos en Twitter (@LaHoradeCuba20), Instagram (lahoradecuba) y en nuestros canales de Telegram y Youtube (La Hora de Cuba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *