Ribera del Quibú

✍🏻📷 Yoe Suárez

A pesar de que el río Quibú es conocido por sus aguas contaminadas, una intensa vida natural se puede apreciar en la parte final de su recorrido, específicamente en la que corresponde al municipio Playa.

En su desembocadura, en el oeste de La Habana, es posible avistar bandadas de gaviotas y pelícanos, por encima de los pescadores que pasan horas esperando que algo pique.

Tierra adentro, algunos palmares sobresalen por encima de bosquecillos. Allí es común avistar especies como el zorzal gato, cotorras y ardillas.

Mañana es el Día Mundial del Medio Ambiente y desde La Hora de Cuba queremos llamar la atención sobre los vertimientos de empresas estatales al Quibú, pero también de la vida que sobrevive en sus márgenes y que podemos ayudar a salvar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *