PERIODISTA DE LA HORA DE CUBA VIRTUALMENTE REGULADO POR EL RÉGIMEN

✍️Yoe Suárez
📷 Yunier Gutiérrez

El Ministerio del Interior (MININT) cubano impidió al periodista Yunier Gutiérrez prorrogar su pasaporte con el fin de limitar su libertad de movimiento, denunció hoy el joven que desde mayo de 2019 cubre noticias en La Habana para la revista independiente La Hora de Cuba.

«La Seguridad del Estado (policía política) insiste en el monitoreo y persecución de aquellos periodistas que no respondan a los intereses del régimen cubano», afirma Gutiérrez, quien en un primer momento se dirigió a la Dirección de Inmigración, Identificación y Extranjería (DIIE), supeditada al MININT, en abril de este año.

Allí, durante la gestión de la prórroga del pasaporte, un funcionario del área de Confección informó al reportero que no podía finalizar el trámite inicial, debido a una prohibición relacionada con su dirección permanente en el documento de identidad y que, para completar el trámite, debía dirigirse a la oficina del DIIE de San Miguel del Padrón.

En ese municipio está registrada la dirección oficial Gutiérrez y allí fijó su primera residencia en la capital desde diciembre de 2017, aunque meses después ya no vivía en esa localidad del sur habanero.

«En la mañana de hoy decidí llegar hasta la DIIE de San Miguel del Padrón, para tramitar la prórroga del pasaporte —relató el joven. Durante mi estancia, fui atendido por la Supervisora, quien me informó que no podía realizar la diligencia en ninguna de las sucursales del país hasta que no actualizara mi estatus permanente, por no residir en la dirección que consta en mi carné de identidad».

REPRESIÓN CONTRA LA PRENSA

En opinión de Gutiérrez, la medida está estrechamente relacionada con el desempeño del ejercicio periodístico, uno de los sectores de la sociedad civil más perseguidos por el régimen cubano desde 1959 mediante citaciones, amenazas, detenciones, secuestros, destierros, encarcelamientos y torturas.

«La presión es evidente —subrayó Gutiérrez. El interés es lograr monitorear mi actual residencia, y así tener un control sobre mi persona e impedir mi libertad de movimiento cada vez que lo crean necesario».

Comunicadores independientes sufren de forma regular reclusión domiciliaria sin orden judicial alguna para evitar la cobertuta de sucesos noticiosos, llegando a casos extremos como el de Iliana Hernández, del portal Cibercuba, presa en su propia vivienda por más de 60 días.

«En agosto de 2020 se desarrolló un operativo en mi búsqueda sin resultado en el domicilio donde consta mi dirección permanente, en San Miguel del Padrón —explicó Gutiérrez. Durante los meses de abril y mayo de este año recibí varias llamadas telefónicas por parte de un agente [de la Seguridad del Estado], con la intención de acercarse a mí».

El treintañero, oriundo de la provincia de Granma y graduado de economía por la Universidad de Las Tunas, emigró a La Habana en busca de mejores oportunidades laborales.

«La situación económica en el interior del país no es la mejor, muchos jóvenes tenemos que tomar la difícil decisión de dejar atrás a la familia, para intentar alcanzar sueños o metas —comentó Gutiérrez. La falta de oportunidades, asociada en la mayoría de los casos al fatalismo geográfico, obliga a migrar y comenzar una nueva vida lejos de casa.
La lejanía es muy difícil, tienes que sacar fuerza y voluntad para lograr tu espacio dentro de una sociedad distinta e interesante».

El reportero de La Hora de Cuba ha cubierto momentos memorables para la sociedad civil en los últimos años, entre ellos la excarcelación del preso político Silverio Portal, y las concentraciones del 27 de noviembre de 2020 y el 27 de enero de 2021 ante el Ministerio de Cultura (MINCULT).

En esta última registró, mediante la trasmisión de un Facebook Live, la violencia de funcionarios del MINCULT contra los allí reunidos. Poco después fue arrestado, interrogado y amenazado por su trabajo informativo por oficiales de la policía política.

La restricción para renovar el pasaporte de Gutiérrez es una presión para que regrese a su provincia de origen, localizar su actual vivienda y limitar su libre circulación.

Hasta 2021 el Instituto Patmos registró más de 250 ciudadanos cubanos a los que el régimen ha regulado o prohibido salir del país por causas políticas, entre ellos opositores, artistas, pastores, abogados y periodistas. En este último grupo cabe reseñar las regulaciones a miembros de La Hora de Cuba, como Henry Constantín (director), Mario Ramírez (editor), Iris Mariño (fotógrafa), Inalkis Rodríguez (redactora) y quien suscribe esta nota.

✅ Síguenos en Twitter (@LaHoradeCuba20), Instagram (lahoradecuba) y en nuestros canales de Telegram y Youtube (La Hora de Cuba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *