HUMEDALES DE ESCASEZ

✍️ Pedro Armando Junco
📷 Neife Rigau

Otra vez el junio de los intensos aguaceros, los truenos inquietantes y los calores difíciles… Junio es el más pródigo de los meses de lluvia, como si supiera que su amante tierra está ávida de polución para una preñez efectiva. Apenas mayo culmina la apertura acuática, aparece junio con la mágica obra de la primavera.

Pero este año, al menos en Camagüey, no parece junio el visitante de otros tiempos, con sus carnavales sanjuaneros, sus pródigos tamales y la feraz cosecha agrícola a la que nos tiene acostumbrados. Se suspende por segunda vez la fiesta tradicional debido a la pandemia que, en esta ocasión, por no flojear su cuerda, multiplica su veneno y enferma y mata a diario un número considerable de personas, y ya son tantas las mentiras que suelta el régimen por los medios, que hasta el doctor Durán —a quien parte del pueblo llegó a apreciar por sus informaciones cotidianas— se nos figura un muñequito reproductor de datos alterados.

A la escasez de todo producto higiénico indispensable para vivir a un nivel decoroso, al hambre generalizada, a la falta de medicamentos, a la impunidad de los atracadores que se aprovechan de la necesidad del más necesitado, ahora se suma el absurdo estatal de cerrar las principales calles de la ciudad, incrementando el tránsito en las pocas vías que permanecen abiertas y, para colofón del desastre, el derrame pestilente en los alcantarillados tupidos por la lluvia, sacando a la superficie hasta los excrementos subterráneos.

Por eso, este junio de ahora, mi preferido de los meses del año, se me parece más bien al viejo orate descalzo y harapiento que todas las tardes pasa frente a mi casa para hurgar en el tanque de la basura, mientras entona una canción romántica de Roberto Carlos y se marcha bailando y sonriendo en la voluptuosidad de su locura.

✅ Síguenos en Twitter (@LaHoradeCuba20), Instagram (lahoradecuba) y en nuestros canales de Telegram y Youtube (La Hora de Cuba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *