PRESO POLÍTICO CUBANO ERNESTO BORGES RECIBE EL PREMIO PATMOS 2021

✍️ Mildrey Betancourt Rodríguez
📸Cortesía de Instituto Patmos

El prisionero político cubano de fe católica, Ernesto Borges Pérez, quien permanece en reclusión hace 23 años, recibió este domingo 31 de octubre el premio que otorga el Instituto Patmos.

El ex capitán de la contrainteligencia cubana Ernesto Borges fue formado por la Agencia de Inteligencia de la URSS (KGB) en la Universidad de Moscú. Al regresar a Cuba con la experiencia de la Perestroika, comenzó a luchar por la libertad, aprovechando su acceso a información confidencial. Fue descubierto al intentar pasar información sobre la formación de espías que el régimen intentaba infiltrar en Estados Unidos, por lo cual recibió una petición de pena de muerte, posteriormente conmutada a 30 años de privación de libertad. Borges se convirtió al catolicismo en el año 2005.

Tal como aparece inscripto en la placa de reconocimiento, este lauro se entrega en consonancia con el testimonio de fe genuina y visiones de esperanza, en recuerdo de Juan, Apóstol de la fe que, según la Biblia, sufrió prisión y obtuvo importantes revelaciones durante su encarcelamiento en la Isla que le da nombre al galardón. El premio se dio a conocer en el programa radial Cubano Confesante, conducido y dirigido por el Pastor evangélico cubano Mario Félix Lleonart Barroso, y que constituye espacio habitual de la emisora Radio República, (Voz del Directorio Democrático Cubano), con sede en Miami, Estados Unidos.

El Instituto Patmos surgió en la Iglesia Bautista Ebenezer, del poblado villaclareño de Taguayabón, Villa Clara, el 2 de febrero de 2013,con el Pastor Mario Félix, quien continúa como su voz en el exilio y uno de sus coordinadores. En su alocución radial este domingo, expresó a propósito del premiado en 2021: ¨Es un creyente católico que ha sobrevivido en la prisión todos estos años precisamente por su fe, y en él están representadas generaciones enteras de presos, especialmente los del 11 de Julio¨. El galardón tiene como objetivos fundamentales promover el diálogo interreligioso, así como las luchas por las libertades de los cristianos en Cuba, y por los derechos humanos en el país.

Ernesto Borges agradeció este reconocimiento, a través de una llamada telefónica, que fue grabada y expuesta en el programa mencionado. Estas fueron algunas de sus emotivas palabras para la audiencia: ¨Acabo de enterarme por mi familia de que el Instituto Patmos me acaba de otorgar un reconocimiento, como parte de los gestos que tienen con cristianos que han estado muchos años presos, y específicamente con hombres como yo que se sienten perdonados por Dios, y que en la fe han encontrado la verdadera libertad, aun dentro de la prisión. Quiero expresar mi gratitud a todos los hermanos que me tuvieron en cuenta, y recibo este reconocimiento en nombre de todos los presos políticos y comunes cubanos, que como yo salieron a la fe en la prisión¨.

Durante su intervención, insistió en la necesidad del apoyo interreligioso en favor de la isla. Así lo expresó, a propósito de la octava edición del premio: ¨Yo quisiera pedirle a todas las comunidades cristianas, no solamente a los que me reconocen hoy, de todas las denominaciones, a todos aquellos que se consideren seguidores de Cristo Jesús, que pongan la mirada en Cuba, que abran los ojos sobre la realidad en Cuba¨.

Por su parte Raúl Borges, padre del laureado, agradeció en Cubano Confesante la distinción y la placa recibida en sus manos, rememorando palabras del Comandante Huber Matos, quien en una ocasión, mirando una foto de Ernesto, lo llamó Héroe de la República. Raúl se refirió a los próximos meses que quedan del año como ¨muy importantes para la Historia de Cuba, meses decisivos¨. Ernesto Borges ha transitado por varias prisiones en el país durante su larga trayectoria como preso político, comenzando por Villa Marista, y actualmente se encuentra en Combinado del Este.

Desde el año 2014 hasta hoy, varios cubanos han recibido el Premio Patmos. La primera edición reconoció al laico católico (ya fallecido) Amador Blanco Hernández, quien se atrevió a denunciar los crímenes del Estalinismo, mientras enseñaba Historia en la Universidad de Ciencias Pedagógicas de Santa Clara. El segundo año fue laureado al Padre José Conrado Rodríguez, quien fue movido de su parroquia en Santiago de Cuba para Trinidad en Sancti Spíritus, por haber escrito una carta abierta a Raúl Castro denunciando graves violaciones a los derechos humanos en la isla.

En 2016 Patmos premió al doctor Oscar Elías Biscet, laico bautista y médico de profesión, preso político en varias ocasiones por denunciar y oponerse al aborto en Cuba. Posteriormente Dagoberto Valdés Hernández, mereció el Premio Patmos 2017, es un activo laico católico, que fue miembro de la Comisión Justicia y Paz del Vaticano por varios años. En 2018 resultó galardonado el doctor Eduardo Cardet Concepción, laico católico y líder del Movimiento Cristiano Liberación tras la muerte de su fundador Oswaldo Payá.

El abogado, escritor y periodista de Guantánamo, Roberto de Jesús Quiñones Haces, fue premiado en el año 2019. Sufrió prisión por cubrir el juicio de los pastores evangélicos Ramón Rigal y Aida Expósito, condenados por educar a sus hijos en casa. Y más recientemente la activa creyente católica Martha Beatriz Roque Cabello, mereció el galardón en 2020. Esta valerosa activista ha sufrido varias detenciones por motivos políticos, y resultó ser la única mujer presa de la denominada Primavera Negra de 2003.

✅ Síguenos en:
Twitter(@LaHoradeCuba20),
Instagram (lahoradecuba) y en nuestros canales de Telegram y Youtube (La Hora de Cuba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *