«NO SE PERSIGUEN DELITOS, EN CUBA SE PERSIGUEN IDEALES»: PASTOR ENRIQUE FUNDORA TRAS AMENAZAS DEL RÉGIMEN

✅ Detenciones, amenazas y citaciones a varios líderes religiosos por apoyar el 15N en Cuba

✍ Yoe Suárez
📷 Facebook/ Enrique Fundora

El pastor evangélico Enrique Fundora tomó la citación oficial del 9 de noviembre que le obligaba a comparecer, un día después, a interrogatorio. Ocurrió en las oficinas de Investigación de Delitos contra la Seguridad del Estado, en San José de las Lajas.

Allí recibió amenazas de multas y un acta de advertencia, por “acompañar a las familias a las que han quitado sus hijos”, dijo Fundora en una transmisión de Facebook Live, refiriéndose a la ayuda ofrecida a familias cuyos miembros están detenidos o esperando juicio por participar en las manifestaciones multitudinarias del pasado 11 de julio.

El líder religioso notó al capitán Fernando, quien le “entrevistó”, visiblemente molesto por los mensajes del pastor a favor de la no violencia en la Marcha Cívica por el Cambio, a celebrarse el próximo 15 de noviembre (15N) en varias ciudades del país.

“Por eso la Seguridad del Estado en Cuba se dedica a intimidar pastores, se dedica a intimidar hombres de Dios, líderes, porque no se persiguen delitos, en Cuba se persiguen ideales”, refirió. “Para este momento nos ha puesto Dios, para la liberación de nuestro pueblo”.

“Por este medio hago un llamado al amor entre los cubanos —expresó Fundora—, a la unión entre los cubanos, a la oración, al clamor, y a que la iglesia de Cristo no se detenga, no se pare, por más intimidación que venga a nosotros, los pastores, las caras públicas de la iglesia”.

Su congregación está vinculada a la red del Movimiento Apostólico, denominación que el estado se niega a inscribir en el Registro de Asociaciones. A causa de esto sus templos han sido derribados, pastores han terminado en detención y sus miembros son acosados.

“No nos vamos a detener de hacer la obra social. Como iglesia y como pastores no tomamos partido político, pero sí tomamos posiciones al lado de la justicia”, subrayó Fundora.

Su reciente vivencia se inserta en un patrón de intimidaciones mayor: oficiales del Ministerio del Interior han protagonizado unos seis episodios de hostigamiento contra líderes religiosos en los últimas cinco días.

ADVERTENCIAS SOBRE EL 15N

Este martes Luis Cambara, pastor asociado al Movimiento Apostólico, recibió una citación oficial a la estación conocida como El Palacete, en el oriente cubano, para advertirle que no debía participar en la movilización pacífica del 15N.

En igual fecha Jatniel Pérez, director del Seminario William Carey, fue llamado mediante documento legal a la unidad policial de Zapata y C, en La Habana, aunque al llegar, militares refirieron que todo se había tratado de un error.

No obstante, la periodista Yoaxis Marcheco refirió en redes sociales que no hay nada fortuito para los represores, y cree que es parte de la estrategia disuasoria del régimen con la que ha advertido a varios cubanos sobre la próxima convocatoria, realizada desde la plataforma digital Archipiélago.

Hoy miércoles, Leonicio Moiner, uno de los líderes de Sendas de Justicia, en Santiago de Cuba, acabó detenido en la estación del reparto Abel Santamaría. El pastor principal de esa iglesia, Alain Toledano, dijo a este medio que el interrogatorio buscaba “que no hiciera más denuncias sociales” y “decirle que no se sumara a la marcha del 15N”.

Cinco días antes el régimen condujo e interrogó al líder religioso Bernardo Quesada, quien regresaba junto a su esposa de un viaje a la capital, en la ciudad de Sancti Spíritus.

Ese mismo viernes, en un post en Facebook, el líder de la iglesia Fuego y dinámica, refirió que allí, «después de una seña de un carro patrulla (…), nos condujeron a la policía, y después de larga espera y registro de nuestros equipajes; fuimos atendidos por los oficiales de la Seguridad [del Estado] encargados de Asuntos Ideológicos y Religiosos».

El sábado 6 de noviembre, reseñó Quesada, «al llegar al Punto Control de la ciudad de Camagüey nos estaban esperando, nos llevaron conducidos por dos carros patrullas hacia Inmigración Provincial, en el Reparto Vista Hermosa».

Otros dos oficiales, que se presentaron como teniente coronel Wilmer, del Departamento de Proceso Penal, y Cristian “que atiende, según él, Asuntos Ideológicos por la Contrainteligencia» le interrogaron por más de una hora sobre temas como las redes sociales, actividades de la iglesia como las «Vigilias en el poder del Acuerdo», y la Marcha del 15N.

Quesada dijo haber sido muy claro: “estamos orando a Dios desde el 5 de marzo por una intervención sobrenatural, pues la condición del país es insoportable. Y sobre el 15 de noviembre, aclaramos muy nítidamente nuestra posición de orar a Dios para que el odio y la violencia no aneguen de heridos y muertos este día”.

✅ Síguenos en Twitter (@LaHoradeCuba20), Instagram (lahoradecuba) y en nuestros canales de Telegram y YouTube (La Hora de Cuba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *