OTERO ALCÁNTARA LLEVA SU PROTESTA EN PRISIÓN AL LÍMITE

✍ Mario Ramírez
📷 Facebook/ Luis Manuel Otero Alcántara

El artivista y preso político cubano Luis Manuel Otero Alcántara rechazó este martes sus «derechos» como prisionero del régimen de la isla, lo que supone una autonegación a recibir visitas, alimentos o realizar llamadas telefónicas. La protesta, insólita y extrema, fue transmitida mediante lo que pudiera ser su última comunicación desde el presidio y publicada en Facebook por la activista Claudia Genlui Hidalgo.

«Desde hoy, Luis Manuel se niega por su propia voluntad a recibir visitas, alimentos, a las llamadas. Se acabó. Él sabe, como todos nosotros, que estar preso no es una opción digna, que su libertad está siendo manipulada por la Seguridad del Estado y que lo están guardando como moneda de cambio», escribió Genlui Hidalgo.

Contra Otero Alcántara el régimen ha intentado los mismos mecanismos que en el último año ha empleado con varios miembros de la sociedad civil cubana, relativo a canjear la liberación de algún preso político por su salida definitiva del país; una estrategia que comenzó en 2021 con el caso mediático del artista Hamlet Lavastida y su pareja, la escritora Katherine Bisquet, y que recientemente se utilizó con los periodistas independientes Héctor Luis Valdés Cocho y Esteban Rodríguez. Este último, miembro como Otero Alcántara y Genlui Hidalgo del Movimiento San Isidro (MSI).

No obstante, aseguró la activista, «el camino que Luis Manuel ha realizado no es para eso, él sólo se irá de Cuba como un ciudadano libre cuando lo decida y con la disponibilidad de regresar cuando lo desee. Eso es un derecho».

Genlui Hidalgo, curadora de arte y coordinadora del MSI desde el exilio en Estados Unidos, mencionó que, antes de esta decisión extrema del artista, las esperanzas se cifraban en una «última solicitud» de cambio de medida, entregada por el abogado en la Fiscalía General de la República (FGR). Sin embargo, la respuesta de los fiscales este 10 de enero fue tajante: «…no procede el cambio de medida porque Luis Manuel es un peligro social y por tanto debe permanecer en prisión provisional hasta el juicio».

Con la negación de dicha petición, estima Genlui Hidalgo, «el régimen demuestra que una vez más que su única intención es humillarlo, tratarlo como un criminal cuando no lo es».

En el documento de la FGR además de sostienen las acusaciones contra Otero Alcántara por presunto «desacato agravado, desorden público, instigación a delinquir y ultraje a los símbolos patrios». Las tres primeras relacionadas con su participación en las protestas antigubernamentales del pasado 11 de julio (11J) en la capital, y la cuarta proveniente de una causa abierta desde 2019 por uno de sus performances.

Detenido desde el 11J y actualmente en la prisión de máxima seguridad y severidad de Guanajay, en Artemisa, el artista ha llevado a cabo varias huelgas de hambre y sed en protesta a su arbitraria condena. Así mismo ha sido sometido a castigos y malos tratos en la cárcel, debido a su denuncia constante de las violaciones al reglamento de prisiones y de los derechos humanos de los presos.

«La vida de Luis Manuel está al límite», advirtió Genlui Hidalgo, «NO HABRÁ UNA SEGUNDA OPORTUNIDAD PARA SALVARLO, él mismo ha dicho BASTA. Fue lo que sentí en sus breves palabras, pero sobre todo en el tono de su voz y hasta en el silencio denso que lo circundaba. ‘Dile que los amo a todos’, me dijo».

Con una salud deteriorada, debido a las prolongadas huelgas de hambre y sed de noviembre de 2020, y de abril de 2021, en diciembre pasado se informó que el artista padecía de dermatitis seborreica y estrés, mientras continuaba realizando su obra plástica en presidio.

«El gobierno cubano asesina lentamente a un artista que solo nos ha mostrado luz, que ha construido esa esperanza a la que hoy nos aferramos. Ahora más que nunca nos necesita, confía en nosotros», concluyó Genlui Hidalgo.

✅ Síguenos en Twitter (@LaHoradeCuba20), Instagram (lahoradecuba) y en nuestros canales de Telegram y YouTube (La Hora de Cuba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *