«LECHE DE CUCARACHA»: CONTINUIDAD DE LOS JUEGOS DEL HAMBRE DE LA DICTADURA

✍ Mario Ramírez
📷 rguama.icrt.cu

«‘Leche de cucaracha’, la nueva bebida nutritiva», se titulaba el artículo con el que la emisora local de Guantánamo, Radio Guamá, daba continuidad a una serie de «consejos dietéticos» extravagantes del régimen cubano a su pueblo, que van desde la célebre carne de avestruz del militar castrista Guillermo García, a la reciente cáscara de papas del religioso pro régimen Frei Betto, sin olvidar la recomendada moringa del dictador en jefe.

Lamentablemente, en esta ocasión el consejo se hizo viral demasiado rápido en las cada día más populares redes sociales de los cubanos y la indignación general llevó a la Redacción Digital del medio a borrar el artículo, con tan mala suerte de hacerlo cuando ya el algoritmo de Google los alcanzó a indexar, dejando evidencia de este último descalabro en los juegos del hambre de la dictadura.

Para los curiosos —y para el que quiera hacerlo en casa— les dejamos la definición «científica» que Radio Guamá nos ofrecía como tabla de salvación ante la crisis alimentaria que atraviesa la isla:

«Se le denomina leche de cucaracha a la secreción de una sustancia cristalizada de aspecto lácteo que produce una especie de cucaracha Diploptera punctata (cucaracha de ciprés o cucaracha escarabajo del Pacífico) en este caso de una especie vivípara, que alimenta a sus crías con esta secreción. Por supuesto esta no es LECHE y no contiene lactosa», pero tiene «un alto valor nutritivo, rico en proteínas, hidratos de carbono (azúcares fundamentalmente) y grasas».

Así que ya muchos se pueden hacer una idea de cómo Cuba, un país que importa el chícharo y hasta la pasta de tomate que consume, se las vería con importaciones de la «nutritiva» Diploptera del Pacífico, o, en un panorama más complejo, cómo Estados Unidos, un país que según los medios oficialistas atraviesa una crisis de alimentos, se vería en la necesidad de crear una Organización del Tratado del Pacífico Norte (¿OTPAN?) para disputarse la supremacía imperialista del insecto.

No les digo más, pues de la joya logramos salvar algunos fragmentos y esperamos sus comentarios para completar el capítulo, siempre a la espera de algún nuevo «consejo».

✅ Síguenos en Twitter (@LaHoradeCuba20), Instagram (lahoradecuba) y en nuestros canales de Telegram y YouTube (La Hora de Cuba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *