CEMENTERIO DE CAMAGÜEY, ENTERRADO EN LAS RUINAS DEL OLVIDO INSTITUCIONAL

✍️ Mario Ramírez
📷 Inalkis Rodríguez Lora, Facebook/ Yenisei Rodríguez Álvarez y Facebook/ Oficina del Historiador de Camagüey

Premian un Museo Ferroviario al que nadie va y que resulta mejor que el ferrocarril en funciones; gestionan un proyecto millonario para la construcción de un Parque Insólito mientras los hospitales se caen a pedazos; erigen un lujoso Centro de Interpretación en el Cementerio General de Camagüey, para un viaje intelectual por uno de los sitios patrimoniales de la ciudad más afectados por la desidia institucional. Las decisiones en materia de conservación y urbanismo, al menos en Camagüey, siguen siendo tan disparatadas como las estrategias económicas del régimen; mientras, una joya arquitectónica como es nuestra necrópolis principal, permanece enterrada en la ruinas del olvido.

Un simple recorrido por algunas de las extensas áreas del cementerio —por ejemplo, el ala este, de las más afectadas—, nos ofrece un panorama desolador. Desde nichos abiertos, lápidas destruidas, suciedad y basura, panteones en evidente peligro de derrumbe o derruidos parcial o totalmente, otros apuntalados para evitar la catástrofe y disímiles estructuras vandalizadas, hasta la espeluznante situación con la que se encontró hace unos días Yenisei Rodríguez Álvarez, ciudadana del municipio camagüeyano de Esmeralda: ¡fosas comunes destapadas con restos humanos a la intemperie!

«Hasta cuándo la falta de respeto, es que ya ni a los muertos respetan. Por supuesto que nos dirigimos a trabajadores del lugar y la respuesta fue que esas eran fosas comunes de personas que ya se exhumaron los restos y como los familiares no se han presentado a reclamar los meten a todos allí juntos y que además no hay presupuesto para las tapas de dichas tumbas. Como pueden ver en las fotos esos restos de personas están todos ligados unos con otros y a la intemperie», denunció Rodríguez Álvarez en una publicación de este 20 de abril en Facebook .

A la publicación le han acompañado cientos de comentarios de usuarios en la red social, con denuncias similares y críticas a la administración del centro y la mala gestión de las instituciones. Pero si alguien cree que se trata de un hecho sólo documentado y publicado por ciudadanos responsables como Yenisei o nuestra fotorreportera Inalkis Rodríguez, lléguese a la página de la Oficina del Historiador de la Ciudad de Camagüey (OHCC), desde donde también han salido, aunque ligeras, las quejas.

«En la calle principal del cementerio, donde se terminaron la mayoría de las obras de restauración de panteones, nichos y tumbas; la indiferencia y la falta de gusto estético se asoman sin pedir permiso», dijeron en una publicación del 14 de febrero pasado en Facebook los de la OHCC. «La sociedad y las instituciones necesitan concientizarse en cada acción que realizan, para no irrespetar el esfuerzo de quienes trabajan e invierten valiosos recursos con el propósito de honrar y preservar la rica historia de las pasadas, presentes y futuras generaciones», añadieron.

En cuanto a la prensa local, las pinzas críticas del periódico Adelante alcanzaron hace poco para denunciar el estado de deterioro —achacado al vandalismo— del Cenotafio a Ignacio Agramonte, o las dos ocasiones en las que ha tenido que ser trasladada la tumba de Dolores Rondón, sin explicar los motivos. Fuentes anónimas aseguran que el mal estado de conservación alcanzó incluso a la más legendaria de las tumbas del cementerio, con su célebre epitafio.

El camposanto mayor de Camagüey y el más longevo en funciones del país, arribará este 3 de mayo a su aniversario 208, entre las ruinas del tiempo y la indolencia de un sistema que se limita a criticar «la falta de gusto estético», o que culpa a los pobladores de la ciudad del caos en el que se transforma nuestro acervo.

✅ Síguenos en Twitter (@LaHoradeCuba20), Instagram (lahoradecuba) y en nuestros canales de Telegram y YouTube (La Hora de Cuba).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *