NUEVITAS: OTRA OLA DEL TSUNAMI QUE SE AVECINA

✍ Pedro Armando Junco
📷 Facebook/ LaChamaca DeChamaco Yaestaostinada

Las protestas de Nuevitas representan para Camagüey lo mismo que las de Manzanillo para Oriente o San Antonio para La Habana. Es como si los hijos menores dieran el primer paso, reprochándole a sus padres el miedo y la apatía.

Estas recientes protestas en Nuevitas tienen algo especial que estremece a los represores; porque al ser provocadas por el apagón nocturno, no permitieron la identificación de todos los manifestantes. Otro hecho excepcional: hubo niñas golpeadas.

Como era de esperarse, Nuevitas fue invadido, no solo por las fuerzas represivas del régimen, sino por decenas de vehículos colmados de supuestos artistas y, luego de «hacer una recogida» de «elementos» que supuestamente transgredieron la ley el orden y llevarlos presos a la sede de la Seguridad del Estado en la capital provincial, ofrecieron mítines progubernamentales, actuaciones artísticas callejeras —una especialidad del grupo cultural Golpe a Golpe— y hasta organizaron un enfrentamiento de pelota entre los vecinos de la comunidad rebelde y sus represores, poniendo en práctica el viejo método de convertir la lucha en fiesta y el revés en victoria.

Lo trascendente de estos hechos es que cada vez se intensifican más ante la incompetencia del régimen no solo para reprimirlos, sino para detenerlos, pues las causas que los originan están fuera del alcance de los que deberían solucionarlas.

En el video de la noche del jueves 18, ya hecho viral más allá de la frontera nacional, aparece un pueblo echado a la calle gritando consignas furibundas, tras la mágica luz de centenares de móviles prendidos.

Es otra ola más del tsunami que se avecina vertiginosamente.

✅ Síguenos en Twitter (@LaHoradeCuba20), Instagram (lahoradecuba) y en nuestros canales de Telegram y YouTube (La Hora de Cuba).

SOSNuevitas #SOSCuba #camagüey #protestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *